Archivo de la etiqueta: zapatos

La cesta de Lucía

Estándar

Hace ya un año (ufff… como pasa el tiempo…) que preparé esta cestita para una pequeñaja. Al principio, su mamá se posicionó en contra del rosa, y por eso la ausencia de rosita. Por mi, encantada, tanto rosa si es niña y azul si es niño ¿y qué más da? ¿Será por colores? Para mi gusto, los rojos, marrones, azules y amarillos me encantan para los niños, así es que disfruté con poder prescindir del rosa, aunque todo hay que decirlo, a la mamá de Lucía no le quedó otra que ceder y tener cosas rosas para su pequeña.

Os enseño la cestita que le preparé.
Unos zapatitos, vaqueros por el exterior y de rayas azules por el interior. Entre una tela y otra llevaban una capa de guata para que fuesen más calentitos.
Zapatos Lucía



Dos baberos, uno de ellos de tipo brapon que era para cuando fuese más grande la peque.
Baberos Lucia

Un sonajero con la inicial de su nombre para que se entretenga y deje a sus papás descansar un rato
Sonajero Lucia

Un cambiador muy colorido, que se cierra con un lazo. Lleva el interior en rizo y está plastificado para evitar descuidos inoportunos 😛
Cambiador Lucia

No podía faltar la bolsa portatodo o portapañales o portaloquesumamiquiera, a juego con el cambiador, el sonajero y uno de los chupeteros
Bolsa Lucia

Un par de chupeteros, para que la princesa no pierda su chupete
Chupeteros Lucia

Unas ranitas para adornar un poco su melena
Ranitas Lucia

Y por supuesto, el rey (Bueno, en este caso la reina) de la cesta: una monita muy simpática
Peluche Lucia

No hay foto de la cesta montada porque se me olvidó completamente hacerla, así que… Según me cuenta su mamá, lo que más le gusta a Lucía es el lazo de la monita ¡Hay que ver!

Anuncios

Cesta de Rubén

Estándar

Hola!!
Hace justo un añito que nació Rubén y fue el primer bebé al que le preparé una cestita de regalo hecha por mi. Estaba empezando con esto de coser, no tenía máquina propia y me daba cierto reparo usar la de mi madre sin tener ni la más remota idea de cómo usarla, así que opté por que ella me echase una mano e ir cogiéndole el aire. Aún así, todo lo que pude lo cosí a mano.

Después de darle vueltas a la cabeza y probar varias cosas, este fue el resultado final:
Cesta Rubén

Este fue el primer calcetimono que hice, todo cosido a mano:
Calcetimono Rubén

También hice un sonajero de conejito del mismo tejido que el calcetimono, que lleva dentro cascabeles para que suene:
Sonajero Rubén

Los dos chupeteros, un osito y un barco:
Chupeteros Rubén

Una bolsita portatodo, la cual un año después sigue usando, y me hace ilusión ver que le ha sido útil y que le ha gustado. El dibujo de la bolsa me gusta mucho como quedó:
Bolsa Rubén

Dos baberos. Como ya os he dicho que era lo primero que cosía, lo mismo pasa con los bieses. Me costó Dios y ayuda que quedaran cosidos por los dos lados, aunque luego una busca y pregunta y aprende que no es tan difícil de coser como la primera vez que te enfrentas a ellos 😛 . Uno de los baberos va a juego con la bolsita:
Babero Pájaro Rubén

Babero Rana Rubén

Un colgador para la puerta o la pared con su nombre, hecho con fieltro:
Colgador Rubén

Y por último unas “menorquinas” de tela, muy fresquitas:
Zapatos Rubén

Sólo me queda dar las gracias a su mami por irme ayudando a mejorar con la experiencia de uso de las cositas, ya que la he usado de conejillo de indias, pero ella sabe que ha sido con cariño 😉

Feliz navidad

Estándar



¡¡Feliz Navidad!!
Entre mantecados y bombones se va acercando el año nuevo y con él la Nochevieja, noche de encajes y lentejuelas. He estado mirando y preparando a ver qué me puedo poner para cerrar el año y empezar el nuevo y me he acordado de unos zapatos que compré hace un par de meses. Este es el zapato:

Zapato negro Marypaz

La cosa es que iba a ir de boda y como no, llevaba unos supertaconazos de esos que nos ponemos las mujeres para estar más monas y claro, ¡cualquiera aguanta toda la boda con eso! y después de mucho pensar (inventar más bien…) decidí comprar esos que os he enseñado antes, pero para modificarlos porque las borlas esas no me gustaban demasiado.

Ni corta ni perezosa me planté en la mercería y pedí un bies o algo parecido de ante negro, como la puntera de los zapatos, para hacerle una moña o un lazo y adornarlo con un piedra transparente en el centro, pero no tenían nada de ante que me sirviese. Me di una vueltecilla más por la mercería antes de irme y encontré unas lentejuelas que van haciendo forma, es decir, que no son las típicas que van unidas en línea recta y pensé que me harían el apaño.

Bueno, ya tenía mis lentejuelas y mis zapatos. Ahora tocaba ver cómo ponerlas… Haciendo un lazo, solo por un lado del zapato… y cómo fijarlas al zapato porque tenía claro que no podía pegarlas para poder quitarlas cuando me canse de ellas. Opté por coserlas, por el agujerito de la lentejuela, una puntada cada 4 o 5 lentejuelas intentando no atravesar el forro del zapato. Y la verdad es que no se quedó mal:

zapato negro-collage



Así que voy a aprovechar para lucirlos estas fiestas 🙂